Lentes para fotografía deportiva: Imágenes nítidas sin ruido

En la fotografía deportiva, la elección del objetivo es crucial. Para las cámaras, los compromisos son posibles y hay muchas características que son óptimas, pero no imprescindibles. Una buena lente para la fotografía deportiva tiene muchos menos criterios, pero estos deben cumplirse para buenas tomas.

+ AD + Do you know?

Buenas lentes para fotografía deportiva: ¿Qué hay que tener en cuenta?

El autoenfoque debe ser capaz de enfocar el sujeto con la suficiente rapidez. Además del motor y el módulo de autoenfoque de la cámara, los objetivos también tienen su propio motor de autoenfoque. Los objetivos baratos de otros fabricantes no pueden igualar el rendimiento del motor de los originales Nikon y Canon. De lo contrario, la lente crea un cuello de botella que convierte algunos tiros prometedores en rechazados.

Los requisitos de apertura y distancia focal deben estar basados en el deporte, lo que no significa que se necesite un arsenal de lentes. Para los propietarios de una cámara Nikon, el objetivo AS-F es un verdadero todoterreno. Si se utiliza un Canon u otro modelo, un objetivo de 70-200 mm f/2,8 es la elección correcta. En principio, una apertura de f/4,0 sólo tiene sentido a plena luz del día. Para casi todos los demás deportes y aplicaciones, se debe seleccionar una apertura de f/2,8. Como regla general, cuanto más lejos se esté de la acción, mayor debe ser la distancia focal.

Algunos objetivos ofrecen estabilizadores de imagen adicionales. Estos no son dañinos, pero tampoco son necesarios. Esta función es especialmente interesante si desea arrastrar la cámara durante las carreras de coches para liberar el coche de un fondo borroso. De este modo, se nota especialmente y transmite un motivo conmovedor. Los estabilizadores de imagen apoyan estas ambiciones y proporcionan una visión concentrada a través de un visor inclinado.

Configuraciones para fotografía deportiva: Apertura, ISO & Co

Los deportes de campo y los de interior, en particular, tienen requisitos diferentes. En el campo de deportes, los teleobjetivos son la elección correcta a la luz del día. Por lo general, se sentará lejos de la acción y aún así podrá acercarse a todo. La apertura se puede ajustar a f/4,0, por lo que no se requiere una apertura amplia al disparar. Esto le ahorra un ajuste ISO alto y le da una imagen más nítida. Si desea fotografiar escenas muy cercanas, puede empezar con una distancia focal de 24 mm. Normalmente usted está bien equipado a partir de 70 mm. Con 400-500 mm se puede ver el campo de juego incluso detrás de la línea de meta.

A partir de una distancia focal de 600 mm es difícil conseguir un buen resultado. La situación es diferente cuando se utiliza el objetivo super teleobjetivo. Si graba una escena desde el borde del campo en el área penal, la distancia focal de 600 mm es una buena elección. Sin embargo, esto es más bien una opción para los fotógrafos profesionales que llevan varias cámaras. Para deportes de carreras puede ser necesaria una distancia focal de hasta 700 mm, si la propia ubicación está muy lejos de los eventos.

Fases con poca luz

En los deportes de interior, las condiciones de iluminación desafiantes prevalecen lejos de las ligas profesionales. Incluso un partido bajo el foco reflector en el campo de fútbol puede ofrecer resultados valiosos en la calidad de la grabación con una apertura de f/4,0. En salas de deportes mal iluminadas, no se puede evitar la apertura f/2,8. El obturador se abre más y más luz penetra en el sensor en poco tiempo. Aquí es donde el autoenfoque vuelve a aparecer.

Además, un sensor de imagen (en la cámara) que proporciona buenas imágenes con valores ISO altos ayuda. El ruido de la imagen no debe ser procesado en la cámara, ya que la calidad se ve afectada. La cámara sólo calcula internamente qué píxeles de color serían adecuados en este punto. Si hay un sensor de imagen tan potente detrás del objetivo, no tiene que preocuparse por las aperturas f/2,8. Si este no es el caso o si desea obtener resultados de alta calidad, un objetivo con una apertura de f/2,0 y una distancia focal de 200 mm es una buena alternativa. En general, las distancias focales en los deportes de interior comienzan a los 24 mm. Para las tomas de la mitad de la partida del oponente, una distancia focal de hasta 400 mm es útil.

+

+ AD + Do you know?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *