Fotógrafa Vicky Baumann – La fotógrafa de bodas

Creatividad, gran capacidad de comunicación y pasión: estas son las tres cualidades decisivas que la fotógrafa de moda Vicky Baumann combina en su profesión. No siguió el camino clásico de un aprendizaje, sino que aprendió por sí misma la mayor parte de sus conocimientos. La joven fotógrafa se especializó en «fotografía de bodas», y desde entonces ha sido una invitada permanente a una gran variedad de celebraciones nupciales. Hablé con ella sobre fotografía, inspiración y sus planes personales para el futuro.

Vicky Baumann tiene muchas fuentes de inspiración

FIV: Trabaja como fotógrafo independiente: ¿de dónde saca su inspiración? ¿Tiene algún modelo a seguir en la fotografía?

Vicky: Me inspiran muchas personas, pero también muchas cosas de mi entorno. Siempre es muy diferente, pero, por supuesto, hay algunos fotógrafos cuyo trabajo me parece absolutamente estupendo. La primera y más importante es mi número 1, Nadia Meli.

FIV: ¿Qué cualidades le hacen especial como persona y como fotógrafo?

Vicky: Ser capaz de tratar con la gente y ser enfático es una cualidad increíblemente importante que hay que tener como fotógrafo; yo diría que la tengo. La gente que se pone delante de la cámara suele ser insegura y no sabe muy bien cómo comportarse. El día de la boda, los novios también tienen el estrés que inevitablemente conlleva el día de la boda. Como fotógrafo, tu trabajo es eliminar la tensión de la situación y convencer a los novios: «Oye, no puedes hacer nada malo siendo quien eres». No intentes parecer perfecta o fingir para la sesión. Olvídate por un momento de que estoy allí y disfruta del momento de unión. La mayoría de las veces esto funciona bastante bien. El requisito previo es, por supuesto, que la pareja confíe en mí y en mi trabajo y que también haga lo que le aconsejo. Nunca me impaciento ni me agito porque puedo ponerme en el lugar de los novios y sé que eso sólo los pondría más nerviosos.

Fragrance Tip!

FragranceTip.com by FIV

La ambición es una de las cualidades más importantes que me han llevado a donde estoy hoy profesionalmente. Me enseñé a mí mismo todo lo que aprendí fotográficamente. Fue un largo camino lleno de altibajos, pero si sigues tu sueño hasta el final y nunca lo cuestionas, acabarás alcanzando tu meta -hoy he alcanzado mi meta personal-, eso te da confianza en ti mismo y el incentivo para seguir adelante.

FIV: Por tus looks, que he visto a menudo en fotos tuyas en persona, supongo que te apasiona la moda: ¿cómo describirías tu look?

Vicky: Mi look cambia todo el tiempo. Ya no sigo ciertas tendencias (a diferencia de antes), sólo me pongo lo que me gusta. Cuando se va mucho a las bodas, por supuesto se suele llevar ropa elegante, como una blusa y unas bailarinas. En privado, me visto de manera informal y cómoda.

 

Vicky sobre el inicio de su carrera y su trabajo como fotógrafa

FIV: ¿Cómo se inició en la profesión? ¿Hiciste una educación clásica?

Vicky: Como ya he mencionado, en realidad me enseñé a mí misma todo. Sin embargo, mis estudios ya me han influido un poco. Estudié diseño de comunicación y tuve como asignatura la fotografía. Sin embargo, allí sólo aprendí lo más básico. No se puede contar eso. Sin embargo, estoy agradecido por los 9 semestres, porque sin mis estudios, probablemente la pelota nunca habría empezado a rodar.

FIV: ¿Tiene su propio estudio?

Vicky: Comparto estudio con otro fotógrafo. Como principalmente hago retratos de boda, rara vez necesito un estudio. Pero es bastante práctico para mis sesiones de fotos de bebés y embarazos.

FIV: ¿El tema de la fotografía ya estaba presente en su infancia/juventud?

Vicky: No. Sinceramente, NUNCA pensé que me convertiría en fotógrafo. En realidad, sólo di mis primeros pasos con una cámara fotográfica durante mis estudios y en aquel momento el tema me pareció poco interesante. Elegí el tema porque había que elegir uno. Para mí, la profesión de fotógrafo siempre fue más la imagen del fotógrafo de pasaporte de la esquina. Esa fue mi pesadilla absoluta y todavía lo es hoy. Pero yo veo mi fotografía más como un arte y menos como un oficio y creo que mis fotos no tienen absolutamente nada que ver con esas imágenes cliché posadas que todos conocemos demasiado bien.

FIV: ¿Está especializado en algo o su abanico de temas es amplio?

Vicky: La cobertura de bodas es mi área principal. De hecho, estoy en una boda todos los sábados y me encanta. Sobre todo en verano, por supuesto, a veces es duro conducir hasta el trabajo por la mañana, sabiendo que no volverás a casa hasta la noche, mientras tus amigos se reúnen en la piscina o hacen una acogedora barbacoa por la tarde. Creo que sin la pasión por el trabajo, ¡tampoco duraría mucho!

En segundo lugar se encuentran las sesiones fotográficas de bebés y embarazos. En primer lugar, esto no tiene nada que ver con la boda, pero temáticamente va en una dirección similar:

Fotografío los momentos más bellos e importantes de dos personas: El compromiso, la boda, el embarazo y el niño juntos. Acompaño a mis clientes en una parte corta pero muy emotiva de su viaje juntos y capturo los recuerdos de estos importantes acontecimientos para la eternidad. Para mí, eso es lo más bonito de mi profesión.

Para mí era importante tener una competencia básica claramente definida y comunicarla al mundo exterior. Las otras áreas tampoco deben estar muy alejadas temáticamente. La fotografía de productos, por ejemplo, no es algo que incluiría en mi cartera. Yo lo veo así: un lechero de huevos puede hacer de todo un poco, pero no destaca en nada. Por eso considero que la especialización es enormemente importante en la fotografía.

FIV: ¿Cuál es su «motivo favorito»?

Vicky: Definitivamente: parejas de novios

FIV: ¿Cómo es un día típico de trabajo para usted?

Vicky: En mi profesión hay tres campos que determinan mi trabajo diario: Fotografía, edición de imágenes y marketing. En realidad, mi semana laboral comienza los sábados. Es cuando hago mis reportajes de boda, normalmente uno dura 12 horas. Los domingos, aparentemente estoy muerto y se me pasa la conocida «resaca de la boda». De lunes a viernes es siempre un poco diferente. A veces tengo sesiones de boda más pequeñas durante la semana, pero sobre todo algunas sesiones de bebé o de embarazo. Aprovecho el tiempo intermedio para revisar todas las tomas, ordenarlas y editar todas las imágenes. Y eso es la mayor parte del trabajo! Por supuesto, al ser una empresa unipersonal, también tengo que ocuparme del marketing y la contabilidad. Afortunadamente, he aprendido una de las dos áreas. Diseñar una nueva página web, diseñar las nuevas tarjetas de visita y mandarlas a imprimir, elaborar los folletos, planificar y organizar ferias, ir de compras a los rodajes y a los talleres…. Como puedes imaginar, no queda mucho tiempo libre. Sólo soy yo mismo y todo el tiempo.

Vicky-Baumann-Bild-9

Vicky Baumann: «Trabajar con la gente me atrae».

FIV: ¿Qué le atrae de la profesión de fotógrafo?

Vicky: Hay muchas cosas que hacen que la profesión me resulte atractiva. Pero, sobre todo, me atrae el trabajo con las personas y el hecho de poder acompañar a mis clientes en el día más importante de sus vidas. Me siento honrado cada vez que 2 personas depositan tanta confianza en mí al elegirme a MÍ entre todos los fotógrafos. Me hace feliz y me siento validado por el hecho de que mi arte resuena en la gente. Pero lo que más me gusta es cuando mis clientes me envían sus tarjetas de agradecimiento o un precioso correo electrónico después de su boda y me dicen que han llorado de alegría al ver sus fotos; entonces siempre me siento muy emocionado y feliz de haber podido emocionar tanto a la gente y hacerla feliz con mi trabajo.

FIV: ¿Cómo puedo imaginar su trabajo con los modelos o sus clientes? ¿Da muchas instrucciones?

Vicky: Prefiero no dar ninguna instrucción. Con algunas parejas, funciona como apretar un botón. Se olvidan del mundo que les rodea y se sumergen completamente en la unión. Ese es el caso ideal y las instrucciones apenas son necesarias.

Pero muchas parejas, comprensiblemente, siguen siendo un poco inseguras ante la cámara y no saben muy bien qué hacer con ellas. Entonces les doy la sensación de que no pueden hacer nada malo y que no tengo ninguna expectativa sobre ellos. Eso quita un poco de presión. A continuación, les presto toda la ayuda que necesiten para que sepan cómo deben moverse y comportarse de la mejor manera posible para que salgan bien en las fotos. La mayoría de las veces mis parejas se descongelan a los 10 minutos y luego se desploman solas. Por supuesto, siempre es importante que la pareja se sienta cómoda delante de la cámara y mi trabajo consiste en crear esta atmósfera. Puedes ver exactamente cómo lo hago en mi taller del 23.08. Vicky Baumann Wedding Photography

FIV: ¿Tiene usted libertad para crear o sus clientes discuten con usted de antemano los resultados y motivos que quieren hacer?

Vicky: Afortunadamente, la mayoría de los clientes dejan la parte creativa en mis manos. Si alguien tiene un deseo específico, por supuesto que puede expresarlo y yo lo pondré en práctica. Pero como mis «poses» son más intuitivas y no necesariamente planificadas de antemano, tengo un problema con alguien que viene con 30 fotos y quiere que se recree cada pose. Esa no es mi forma de trabajar (al menos no en los rodajes en pareja). Si alguien insiste con firmeza (lo que nunca ha ocurrido), le digo al cliente que sus ideas no se ajustan a mi forma de trabajar y que no creo que acabemos juntos.

FIV: Ser fotógrafo puede ser estresante, ¿tiene algún truco para mantener la calma en situaciones de estrés?

Vicky: Especialmente en las bodas, estás bajo un estrés constante. Durante la ceremonia de la boda, por ejemplo, solía estar tan tenso que siempre me sentía mal de antemano, por miedo a perderme algo importante o a que la cámara fallara en el momento equivocado. Hoy tengo tanta rutina que ya no estoy tenso. Por supuesto, una jornada laboral de 12 horas siempre es estresante. Sólo hay que hacer descansos entre medias y respirar profundamente. Si algo no funciona o la cámara tiene algún problema, nunca te asustes. La mayoría de las veces, los problemas se resuelven por sí solos y puedes seguir tranquilamente.

Vicky-Baumann-Bild-6 Vicky Baumann Bild 2

FIV: ¿Cuáles han sido sus mejores experiencias en el trabajo y sus misiones más interesantes hasta ahora?

Vicky: Ciertamente hubo muchas experiencias maravillosas. No puedo señalar uno en particular. A menudo me conmueve tanto la ceremonia o los discursos de las bodas que tengo que recomponerme detrás de la cámara sin llorar. Esos son siempre los momentos emotivos que considero de los más bonitos en una boda. Como acabo de decir, los agradecimientos y las caras radiantes de los clientes son siempre grandes acontecimientos para mí.

Me permitieron fotografiar una boda en la que la familia real sueca estaba entre los invitados, relativamente pronto. Por supuesto, eso fue un punto culminante para mí. Mi primera boda en el extranjero y con invitados de la realeza… fue emocionante.

Calidad fotográfica: El precio de la cámara no siempre es decisivo

FIV: ¿Tiene algún consejo para el «fotógrafo aficionado»? ¿A qué hay que prestar atención? ¿Qué cámara puede recomendar y por qué?

Vicky: Hmm, siempre depende de lo que quieras hacer con la cámara y de dónde te centres. Creo que se pueden hacer buenas fotos incluso con cámaras baratas. Por ejemplo, yo uso la 5D Mk2 y Mk3 en el trabajo, y compré la Canon 700D para uso particular en vacaciones o para viajes. Por supuesto, no es una cámara profesional y en absoluto comparable, pero si eres un fotógrafo aficionado, es una cámara sólida. Las lentes también son importantes. Uno de los objetivos que siempre recomiendo a los principiantes es el Canon 50mm 1.8, que es fácil para el bolsillo (79,00 euros RRP) y da grandes resultados. No es adecuado para la fotografía de vacaciones, por supuesto, pero es inmejorable para los principiantes en la fotografía de retratos, por ejemplo.

FIV: ¿Dónde se ve dentro de 3 años? ¿Tiene un sueño que le gustaría cumplir?

Vicky: Profesionalmente, mi objetivo es trabajar también a nivel internacional como fotógrafa de bodas. Me gustaría fotografiar más bodas en el extranjero y viajar más.

En privado, también me gustaría ser una de esas novias ilusionadas que dentro de 3 años planean su boda hasta el último detalle y recorren 300 km para recoger el vestido de sus sueños. (Puedes pasarle la indirecta con la valla del jardín a mi novio).

FIV: Vicky, ¡muchas gracias por la entrevista!

Más información sobre la fotógrafa de bodas Vicky Baumann

www.vickybaumann.de