Belleza natural – fotos sin Photoshop ni maquillaje

La belleza natural viene del interior, prometen los entrenadores de vida. Incluso es cierto, porque se esconde en el deslumbrante mundo de la fotografía de moda bajo los vestidos, el maquillaje y los retoques con photoshop. Fotógrafos honestos y valientes modelos desnudos demuestran que incluso la realidad, con sus defectos físicos y asimétricos, tiene una belleza propia, la del ser vivido.

La verdad sin ambages: la verdadera belleza como realidad imperfecta

La mirada frente al espejo por la mañana: sin maquillaje, todavía algunas marcas de almohada en la mejilla, el pelo en todas las direcciones. El ritual del cuidado matutino convierte este aspecto imperfecto en lo que esperamos de nosotros mismos en unos simples pasos. El peinado está en su sitio, las pequeñas arrugas desaparecen tras las cremas y el maquillaje, el toque de frescura proviene del pincel de colorete, especial para señoras, generosamente empolvado, por supuesto.

Para muchas personas, simplemente no está acostumbrado a gustar en la vida real como corresponde a la verdad sin ambages. La demanda extranjera de rostros impecables está impresa en nuestra autoimagen de una apariencia ventajosa desde la infancia. Los experimentos fotográficos intentan ahora retratar a las personas como reales y, por tanto, naturalmente bellas, en lugar de superperfectas, a través de imágenes sin Photoshop ni maquillaje. Resulta que este es un paso desconocido tanto para los fotógrafos como para las modelos.
Al fin y al cabo, los modelos no deben tapar nada, cubrirse, esconderse detrás de efectos de luz y telas finas. El fotógrafo no trabaja más que con las condiciones de luz y sombra disponibles y posa de forma natural a la modelo, sin ningún tipo de post-procesamiento posterior.

Falsos modelos de conducta y autocrítica

Para sentirnos cómodos en nuestra piel, los medios de comunicación nos ofrecen ejemplos distorsionados de perfección física. No sólo desde el photoshop y la digitalización en la televisión nos comparamos con la vara de medir que nos hace creer en mundos paralelos de proporciones corporales perfectamente simétricas. Nos vemos en el espejo con esa mirada distorsionada. Nuestra propia verdad parece estar llena de defectos, ya que el ejemplo óptico de los mundos de Schiller muestra lo impecable que puede ser.

Por supuesto, este criterio conduce a una autocrítica injustificada. El hecho de que haya millones de personas que no tienen un culo de burbuja, unas supertetas o unos muslos perfectamente formados se ignora o enterramos en nuestro subconsciente la realidad, mucho más simple, que es similar a la nuestra.
Por lo tanto, la tarea de la fotografía honesta es registrar las imperfecciones de tal manera que reflejen una imagen honesta de nuestra belleza natural. El mundo de la moda sólo le gustará hasta cierto punto. Al fin y al cabo, se nutre de la búsqueda generalizada de la perfección. El hecho de que esto casi nunca se consiga en la realidad, salvo mediante una costosa cirugía estética o una ocultación fotográfica, es mejor dejarlo sin analizar.
Incluso las estrellas más famosas del mundo, tienen días en los que no se maquillan y la verdad de su aspecto sale a la luz. Aquí tienes un adelanto.

FIV | Magazine

New Issue! #26 with San Diego Pooth - Newcomer now in Tampa / USA FIV Magazine: All Covers

https://www.youtube.com/watch?v=w1gCfnoQBuU

La sesión de fotos

Presentarse desnudo ante una cámara se siente como una confesión, especialmente para las mujeres. La razón de este sentimiento de vergüenza también tiene su origen en la larga tradición de ocultación. Cubrirse con ropa significaba desde el principio ocultar el cuerpo con todas sus peculiaridades. En términos de moda, incluso las curvas naturales y las irregularidades se ocultaban bajo acolchados y volantes. Los medios de comunicación nos sugieren que la época de la ocultación del cuerpo ya ha pasado, con representaciones reveladoras.
Sin embargo, las mujeres (y ahora también los hombres) se resisten a renunciar al maquillaje para tener un aspecto más ventajoso. Por no hablar de la tela que oculta las peculiaridades físicas de la vida a la vista. Pero los fotógrafos valientes y las modelos valientes muestran en series fotográficas honestas que vale la pena ver lo hermoso que puede ser un cuerpo con sus defectos. La luz adecuada, una sonrisa ganadora y una bella postura forman una composición artística que está claramente más cerca de la vida real que cualquier toma brillante en un procesamiento de photoshop.

El valor de la belleza natural vuelve a la realidad

La experiencia de mostrarse sin ropa y sin maquillaje ante una cámara es descrita por los modelos fotográficos de esas filas como algo nuevo, pero también liberador. Porque tras la nueva visión del propio cuerpo, mostrada profesionalmente por un fotógrafo, es más fácil defenderse y dejar de seguir el engaño de la belleza impecable.
Es deseable que la fotografía pueda transmitir más belleza natural sin editar a través de la representación en los medios de comunicación.
Sin embargo, el mundo de la moda no debe temer por sus mercados. El deseo de perfección está profundamente arraigado en todo ser humano. Por eso, la fotografía sin maquillaje ni photoshop sigue siendo un experimento con la realidad sin adornos. No desterrará el deseo de ocultar y perfeccionar a las personas. La belleza natural no tiene que medirse por el estándar mediático de las proporciones corporales perfectas. En fotografía, sólo hace falta el valor de las modelos para mostrarse sin maquillaje y sin ropa y el ojo profesional del fotógrafo para conseguir una buena luz y la mejor pose. Incluso sin post-procesamiento, como demuestran estas tomas reales, cada cuerpo humano es bello a su manera.
Katharina te da 7 consejos para aumentar tu amor propio. Sólo así podrás ser bella y salir guapa en las fotos.